El futuro de un país

No Gravatar
Es un excelente post que recomiendo leer a todos aquellos que aún no se animaron a emprender pero tienen la chispa que los llama a hacerlo.-
Enjoy!!!
 
___

La única salida para la creación genuina de trabajo reside en el andamiaje de miles de personas con iniciativas que actúen como agentes de cambio y sustenten la competitividad de nuestra sociedad.

 

entrepreneurship

 

 

  • Por Pablo Aristizabal | 05/05/2013 | 06:11

Definir en pocas palabras el término “emprendedor” no es sencillo. Su existencia se remonta a tiempos lejanos, ya que se lo menciona incluso en las Sagradas Escrituras: “Y Saúl dijo a David: ‘Bendito eres tú, hijo mío David; sin duda emprenderás tú cosas grandes, y prevalecerás’”.

De acuerdo con la RAE (Real Academia Española), “emprendedor” significa “que emprende con resolución acciones dificultosas”. La palabra inglesa entrepreneur proviene del latín inter prendere, una de cuyas acepciones es “el que se mete y hace la tarea”. Entrepreneur en inglés significa empresario, cuya definición es “persona que toma a su cargo una empresa”.

Nos hemos acercado a una definición, pero lo cierto es que cualquiera que impongamos sólo será una más. Por eso, les propongo que viajemos juntos detrás de algunas ideas que no tienen mayor intención que la de ayudar a revalorizar un vocablo que, en nuestro presente, ha tomado una trascendencia vital para las sociedades.

Si tratamos de bosquejar un escenario futuro, la única salida para la creación genuina del desarrollo laboral del siglo XXI parece estar fundada en el andamiaje de miles de emprendedores que actúen como agentes de cambio, sustenten la competitividad de nuestra sociedad, se procuren trabajo a sí mismos y sean multiplicadores de empleo. Ser un agente de cambio es una virtud; es el que hace que las cosas sucedan: en nuestro caso, aquellos que tengan la condición de originar la refundación del país.

Cuando hablamos de multiplicadores de empleo, nos referimos a emplear, término originario del latín implicare, que significa “introducir”. Es ésta la manera de eliminar la exclusión con la que se ve amenazada toda la humanidad. Vivimos momentos en los que las grandes empresas, en nombre de la globalización, la competitividad y la tecnología, reducen empleados día a día, y este enorme caudal de gente queda fuera de la economía en red y sólo es posible incluirla mediante la creación de empleos o planes sociales: hoy son las pymes las que motorizan el PBI de las naciones y ocupan la mayoría de la mano de obra del mundo, por lo tanto es necesario introducir en la agenda de todos los sectores (empresario, gubernamental, tercer sector, enseñanza inicial, básica, media y superior) el especial desarrollo de una sociedad culturalmente emprendedora.

Las grandes empresas, emprendimientos que hoy son multinacionales, fueron forjadas por emprendedores que pasaron de las ideas (lo inmanifiesto) a que las cosas sucedan (lo manifiesto). Estas locomotoras, como los gobiernos, tienen que entender  por qué deben “sponsorear” el espíritu emprendedor, ya  que las pequeñas y medianas empresas habitualmente ofrecen productos y servicios a las grandes empresas, mejorando la competitividad del cluster de cada industria, y estas últimas existen como fruto del mercado (demanda) creado por las pymes a partir de la capacidad de consumo generada por la magnitud de su volumen de empleabilidad. Las grandes empresas, sin una sociedad con capacidad de consumo, no existen.

En nuestro país amerita hacerse una analogía con el fútbol: fuimos criados en espacios donde a  pocas cuadras hay una plaza, una cancha, un potrero; ergo, las probabilidades de que surjan buenos jugadores se multiplican. También donde no las hay pueden aparecer buenos jugadores, pero claramente en distinta proporción. Lamentablemente, en nuestra región surgen mayormente emprendedores fruto de la adversidad, pero no debería ser éste el único disparador, sino que deberían emerger como fruto de la siembra de espacios que impulsen como emergente fruto de la oportunidad, y en esto los gobernantes deben impulsar políticas educativas y la creación de miles de espacios, futuros jardines de la empleabilidad, que apuntalen el paso “del ser” emprendedor “al potencial de ser” pyme o una gran empresa; tenemos que valorizar culturalmente la obra por ellos realizada, éstos tienen que ser nuestros referentes, los que crean valor y empleo, no la fama efímera de la televisión. Ninguna obra de semejante magnitud puede ser desplegada si no se la desarrolla integralmente, ni bajo la tibieza de decisiones de apuestas pequeñas y mediocres.

Una primera distinción para lograr una definición del concepto de espíritu emprendedor es hablar de un “hacer” más que de un “ser” o “esencia”. Emprender es transitar por el fascinante estado de hacer que las cosas sucedan, un emprendedor es aquel que se arroja a la creación de nuevos mundos y respuestas, iluminando caminos, inspirando al prójimo, trascendiendo a lo dado. Haciendo que las cosas sucedan de manera innovadora. Y no es obra de una casualidad, sino de una causalidad: tratándose de un estado, podemos aprender a crearlo y recrearlo. Un emprendedor, ni se nace, ni se hace, se encuentra… es en el arrojo que se encuentra emprendiendo y ese arrojo debe ser promovido desde la escuela inicial, a arrojarse se aprende arrojándose, a emprender, emprendiendo, por eso tenemos que aprender a enseñar que es más importante el proceso de adquisición que lo adquirido.

Una persona que se halla en real estado de emprender tiene la voluntad de crear, recrear, accionar, reaccionar, iniciar, reiniciar, intentar, reintentar, hacer y rehacer para que la rueda de la creación de valor comience a girar, como dice el poeta romano Horacio Flaco en el teatro de la vida: “Empezar es haber recorrido la mitad del camino”. Y esa chispa del inicio debe ser culturalmente festejada, porque es ahí donde empieza a construirse la nueva nación.

Forzando un poco las palabras, podría decirse que “estar emprendedor” es ser en acto y en potencia, ser en sí y ser en otro. En una conferencia en la que abundaban representantes de capitales de riesgo, ante una pregunta mía acerca de qué había dentro de un huevo y cómo harían para descubrirlo, la mayoría respondió que con sólo romperlo sabrían lo que contenía, pero que eso no era necesario porque ya lo habían hecho y la respuesta era obvia: clara y yema. Era cierto, pero ellos sólo habían reconocido el ser en acto, les faltaba descubrir el ser en potencia. Si incubaran el huevo, con el tiempo descubrirían que en él había un ser en potencia que evolucionó en un ave, y que luego sería un productor de nuevos huevos, y así la cadena se sucedería multiplicándose en miles que podrían convertirse en el alimento de la humanidad.

Me gusta hablar del emprendedor en verdad y sus miedos. ¿A qué le tiene miedo un emprendedor en verdad? ¿A perder plata?, todos tenemos miedos, el arrojo da miedo, pero eso nos hace humanos, por eso creo que el emprendedor en verdad, el auténtico, le tiene miedo a no tener el dinero, la energía para desplegar aquella creación de valor que tenemos en el orden de las ideas, el verdadero temor es a no sintonizar con nuestro público target, a no tener resonancia que nos conecte, que mejore la experiencia, a generar valor de manera sostenida, ahora esto sólo podremos comprobarlo arrojándonos, abandonando la zona de confort, nuestro “ser” yendo en la búsqueda de nuestro “potencial de ser” y es esa tensión la que nos da la mágica formula de la voluntad, esa tensión entre el ser y el potencial de ser es la que me da la fuerza de voluntad para arrojarnos. Un emprendedor no necesita valores trascendentes para ir por la construcción de la propuesta de valor, él no necesita un bono para moverse, el emprendedor en verdad privilegia más sus valores inmanentes y por ello insisto en que la emoción es el motor de la acción y no la motivación, no necesita que le den motivos extrínsecos.

El emprendedor no sólo interviene en la creación de empresas; también encontramos emprendedores que trabajan dentro del hogar, en una corporación, en una ONG, en el gobierno, en un hospital, una escuela, en forma individual. Cada uno de estos entornos trasciende las fronteras de los negocios, es una manera de abordar el día a día con una mezcla de innovación, transformación, creatividad y optimismo.

Un emprendedor tiene como particularidad la convicción; él mismo es una mezcla de la voluntad de mirar las anomalías, de un estado de sospecha continua en busca de oportunidades, construye su propia historia, para identificarlas tiene que estar conectado, tiene que resonar con la problemática del cliente, ser auténtico, esto le va a permitir identificar dónde le aprieta el zapato al cliente, y deleitarse resolviéndolo, haciéndolo, convenciéndolo, sintiendo pasión por disfrutar. Pasión implica riesgo, compromiso. Su fuerza tiene garantía de encuentro, aunque éste no se encuentre definido por anticipado. El emprendedor tiene que promover la imaginación y la creación de nuevas respuestas y nuevos mundos, pero para eso tiene que estar conectado con uno mismo, creer en uno mismo y ser auténtico, si no, no hay creación genuina. Todo esto está en el orden del pensamiento.

Cuando se está en un estado emprendedor, el éxito consiste en crear, hacer nacer y no en obtener. Esto es importante para no caer en las frustraciones en que nos sume la sociedad moderna. Los emprendedores van y ven más allá del mero hecho de ganar dinero. Para un emprendedor, el dinero es una herramienta importante, pero sólo como medio para concretar el fin soñado que lo impulsa a hacer y transformar. Un emprendedor puede crear por encima de las situaciones difíciles que se le presenten en el recorrido, siente que lo importante es disfrutar ese recorrido. El fin nunca podrá ser el dinero, sino lo que en ese momento le dé alegría, plenitud. El dinero será una consecuencia eventual del camino hacia su propósito.

Aprender a aprender no significa acumular conocimiento, sino tratar de entender las reglas de juego del paradigma reinante. Como dice Fernando Savater: “Estoy seguro de que fue en ese momento cuando por fin empecé a pensar. Es decir, cuando comprendí la diferencia entre aprender o repetir pensamientos ajenos y tener un pensamiento verdaderamente mío, un pensamiento que me comprometiera personalmente, no un pensamiento alquilado o prestado como la bicicleta que te dejan para dar un paseo”.

Todo emprendimiento –no importa su dimensión– está sustentado en sueños, no algo onírico, sino en una causa, lo que hoy damos por llamar el storytelling, la historia que quiero contar, que quiero que narremos juntos, que construyamos juntos. La fuerza de voluntad y la convicción se forjan al calor de grandes sueños. En palabras de Disney: “Si uno puede imaginarlo, soñarlo, entonces puede realizarlo”. Si a dicho sueño se lo amalgama con la fuerza de la imaginación (imaginar es más que pensar, más que proyectar, más que ambicionar; es pensar en grande, ser audaz), estaremos creando nuevos mundos, con confianza en nosotros mismos, en lo que creemos, en lo que soñamos. El sueño es potencial de ser, nos hará creer, nos dará la fuerza de voluntad. La causa hará la diferencia.

El emprendedor tiene que forjarse para conservar la serenidad aun en momentos de frustraciones, y no puede confundir fuegos artificiales con una guerra, manteniendo, como si fuera un pescador, la habilidad de esperar, de ir al encuentro; se esfuerza al máximo y tiene, ante todo, deseos de ganar. Sabe disfrutar los retos porque entiende que de uno es lo que uno hace por uno.

No pierde el tiempo ocupándose de lo que dicen los demás de sus éxitos o sus fracasos, sino que se ocupa de sí mismo y relativiza el concepto de error. Es más fácil caminar el recto camino de la mentira que ingresar en el difícil laberinto de la verdad, parafraseando al filósofo francés André Comte- Sponville: “La sabiduría sería la felicidad en la verdad”; se trata de ser feliz trabajando en verdad, y para esto es necesario comprometerse, construir entendiendo las reglas del juego, donde no podemos dejar de hacer y pensar bajo un nuevo paradigma signado por la inmediatez, privilegiando trabajar de esta manera antes que ganar dinero en la mentira.

Emprender es un barco que parte, que siempre llega, pero casi nunca al puerto soñado; algunas veces arriba a uno muy semejante, otras a uno muy distinto, llegar a buen puerto es llegar a algún puerto. Los hechos se hacen forjándolos, así como los negocios se hacen creándolos.

En este viaje, los compañeros, los empleados (intrapreneurs) son más que socios, son una dicha, son aquellos que idealizarán y soñarán junto al emprendedor, quienes potencien las habilidades de toda iniciativa, juntos, sólo juntos construirán el equipo necesario para que las formas acontezcan.

A todos en algún momento nos ha dado la sensación de que se habla de los emprendedores con un ligero misterio, como si poseyeran un talento especial, un don que les viene dado. Pero si entendemos que, en cambio, son el producto de una circunstancia, rodeados de múltiples momentos de verdad, donde se concientizan, sensibilizan y desarrollan bajo los valores asociados a la tarea de emprender, seguramente habrá más emprendedores.

Y serán exitosos mientras más se dejen guiar por su voz interior, por lo que creen; por eso hablamos de crear mundos y no de copiar, porque si uno deja surgir lo que siente, lo que cree, aquello que emerja será una creación.

Un emprendedor hace lo que piensa, intuye, siente, y no lo que se dice, lo que se dice está habitualmente sesgado por lo que se cree que el otro quiere escuchar. La autenticidad y la conducta son las claves de la credibilidad, la fuerza y la energía del espíritu emprendedor.

Los emprendedores son protagonistas del hacer, no del parecer, crean espacios para compartir, por eso lideran y no sólo gestionan. Este templo tampoco será un lugar atractivo para todos; esa mística sólo está reservada para los jóvenes de espíritu, aquellos que abordan la vida con audacia, con pasión. Aquel que no hace sólo transporta la luz impropia, hacer es generar luz, iluminándose e iluminando a otros. Queda en todos nosotros construir un nuevo jardín de la república donde lo que florezcan sea la autenticidad, las creaciones, el empleo y más y más emprendedores en verdad.

*Profesor, ensayista y conferencista internacional. Catedrático de la Universidad de Buenos Aires, ha creado el Centro Emprendedor GEN XXI (un centro universitario que se dedica a programas de desarrollo emprendedor y redes de contención a emprendedores), la red educativa Aula 365 y la publicación infantil Kids News, la primera que ofrece a sus lectores imágenes en 3D y realidad aumentada, que ahora aparece mensualmente con PERFIL.
Ha escrito, como coautor, los libros Manual básico de consulta para emprendedores, Las claves del marketing actual y Marketing y competitividad.

Fuente

Medios y plataformas digitales: tendencias para ver en 2013

No Gravatar

Millward Brown presentó el informe Futures Group donde detalla algunas claves para ver hacia dónde van el marketing, la comunicación y el entretenimiento. Analiza la mayor relevancia de los dispositivos móviles, la importancia de un trabajo de construcción de marca ‘omnicanal’ y la integración de la televisión con las redes sociales.

plataformas_digitales

El mundo de los medios y las plataformas cambia constantemente, y para los profesionales del marketing, la publicidad y las comunicaciones es clave estar al tanto de las últimas novedades en la materia. En este sentido, el reciente informe Futures Group elaborado por Millward Brown pone el foco en un grupo de tendencias para saber qué esperar en 2013.

Tres son las claves que según el informe, van a definir el escenario digital este año. De acuerdo con Millward Brown, los dispositivos móviles, con cada vez mayor penetración global, se volverán el control remoto que guíe la actividad de los usuarios en los medios en busca de información y entretenimiento. “Nos permiten no sólo el control activo de los aparatos electrónicos, sino además una integración perfecta con el mundo que nos rodea”, explica el informe, y añade que el desafío para las marcas será proveer contenidos útiles e interesantes, que le proporcionen a las personas información, entretenimiento, ofertas y acceso a experiencias.

Por otro lado, el informe destaca la creciente importancia del trabajo ‘omnicanal’ en marketing. La proliferación de medios y plataformas tornan más compleja la construcción de una marca y exigen a los profesionales del área un trabajo que tenga en cuenta los diferentes escenarios y puntos de contacto entre la marca y el consumidor. El reto para los anunciantes será integrar cada vez más los medios sociales y las plataformas móviles, como   fuentes de acceso a información e interacción con sus consumidores.

Además, el informe advierte sobre la creciente importancia de los móviles como plataformas publicitarias. “Los profesionales del marketing deben comenzar a construir la infraestructura para brindar una experiencia integrada en el mundo omnicanal. Si no lo hacen ahora, mientras continúan lanzando mensajes desarticulados, sus competidores empezarán entablar un mejor diálogo con los consumidores. El requisito técnico es capturar momentos significativos de acercamiento con la marca, para poder hacer referencia y construir en las siguientes interacciones”, explica.

En este mismo escenario, Millward Brown analizó el cambio en los hábitos de consumo de medios, y se refirió a la ‘televisión social’. “Ahora vemos más televisión que nunca y la experiencia de ver televisión se está viendo más enriquecida que erosionada, gracias a las redes sociales y a las aplicaciones para la televisión social”. De acuerdo con el informe, el televisor recobrará su rol central, al integrar en su pantalla la interacción en redes como Facebook o Twitter, y será una plataforma de interacción entre usuarios y contenidos. “Quienes estén más involucrados con un programa en particular podrán interactuar con elementos más ricos de la historia durante la transmisión o entre episodios. De la misma forma, las respuestas y reacciones de la audiencia serán parte de una narrativa única que se impregnará mucho más en la vida de las personas”. Para las marcas, el reto aquí es pensar y desarrollar campañas publicitarias y contenidos que comprendan estos hábitos e integren las pantallas para enriquecer, y no entorpecer, la experiencia del espectador.

“Esperamos que el 2013 sea otro año dinámico para el display en línea, los dispositivos móviles y los medios sociales. Los consumidores tienen mayores expectativas de acercamientos publicitarios digitales inteligentes y los profesionales del marketing necesitarán desarrollar campañas más sofisticadas para mantenerse al día con lo que funciona”, manifestó Duncan Southgate, director de marca global para el área digital de Millward Brown.

Fuente

7 trucos inteligentes para dar una primera gran impresión por @Jaime_Bedia

No Gravatar

Según muestran algunas investigaciones, la gente decide si trabajar contigo o no a los dos segundos de mantener una reunión cara a cara.

Este hecho pone la responsabilidad en uno mismo para asegurarse de que esos dos segundos cuentan realmente. La única manera de hacerlo, es prepararnos de antemano.

introduce

Geoffrey James nos recomienda estos trucos que quizás puedan ayudarte en la revista Inc.:

1.- Mantente en forma

Tu nivel de energía depende de tu nivel de salud. Si te cansas fácilmente, puedes estar seguro de que parecerás cansado, especialmente bajo la presión de una reunión inicial. Y si pareces cansado, la gente puede pensar por defecto que también lo estás para realizar el trabajo.

Esto no significa que necesites ser un culturista ni una de esas actrices delgadas de Hollywood, pero sí estar lo suficientemente sano como para parecer alerta, capaz e interesado.

2.- Investiga en la Cultura (de la empresa)

Distintas industrias tienen distintas normas acerca de lo que es apropiado en términos de la apariencia personal y el comportamiento en reuniones. Por ejemplo, llevar un traje de Armani a una reunión con un programador no resulta apropiado y puede invitar a un silencio ridículo. De igual modo, distintas regiones del país (o del mundo) tienen diferentes normas. Las mujeres que se visten con trajes sexys pueden enviar un mensaje erróneo a gerentes de Oriente Medio, por ejemplo. Averigua lo que se espera de ti antes de asistir a la reunión.

 

3.- Enviar señales claras

Tu semiótica son las señales que tu apariencia transmite de manera inmediata a otra gente. La gente realiza juicios precipitados basados en la ropa, los accesorios, y más: relojes, joyas, maletines, maquillaje, el tono de la piel, la expresión de la cara, etc.

Por lo que es práctico asegurarse de crear conscientemente un conjunto de señales visuales que comuniquen que eres el tipo de persona apropiado para ese negocio.

4.- Crear un buen recibimiento

Un saludo tiene tres partes: la sonrisa, las palabras y el apretón de manos. Estos varían según la situación.

Investigar es la clave: por ejemplo, algunas culturas consideran vulgar sonreír enseñando los dientes. Tus palabras deben ser apropiadamente formales (o informales). El apretón de manos, por lo general debe ser firme pero sin apretar demasiado. ¡Haz tus deberes!

5.- Conoce tu agenda

Una gran parte de la primera impresión recae en lo seguro que te muestres en ti mismo y lo que tienes que ofrecer. La gente siente de manera interna si estás preparado para la subsiguiente reunión o si tu plan es simplemente improvisar.

Por eso es tan importante saber lo que quieres conseguir de la reunión y estar listo para alcanzarlo. Estar preparado a conciencia te da un aplomo que, de manera silenciosa, comunica credibilidad y confianza.

6.- Ensaya tu entrada

Ahora que tienes todas las piezas juntas, realiza un ensayo general de cómo entrarás en la habitación, o, en caso de que sea la otra persona la que entre, de cómo te levantarás y le ofrecerás tu saludo. Ensáyalo bastantes veces, así llegará a ser natural en lugar de parecer una simple memorización. Si es posible, practica con un colega y pídele su opinión.

7.- Medir y Ajustar

Puesto que las primeras impresiones son tan importantes para el éxito, querrás seguir los resultados de tu esfuerzo. Después de cada primera reunión, anota la respuesta de la gente que acabas de conocer. Presta atención a la expresión de sus caras, afirmaciones y subsiguiente comportamiento.

Si en la reunión también estaba un colega de confianza, pregúntale cómo ha ido. ¿Ha ayudado o dificultado la primera impresión que has realizado? ¿Dónde hay margen de mejora?

 

Fuente

 

La WFA analiza la evolución del manejo de las métricas digitales

No Gravatar

19 DE JULIO DE 2012

GLOBAL | REALIZÓ UNA ENCUESTA ENTRE EJECUTIVOS DE 25 ANUNCIANTESLA WFA ANALIZA LA EVOLUCIÓN DEL MANEJO DE LAS MÉTRICAS DIGITALES

Se trata de una de los puntos más comentados en lo que refiere a publicidad online e interactiva. La mayoría de los anunciantes usa entre cinco y quince indicadores para analizar los resultados de sus acciones, aunque muchos temen marearse entre el creciente volumen de información disponible y buscan la creación de herramientas y conceptos más simples. La definición de un dashboard claro y concreto es considerado un elemento central.

Con el desarrollo y la proliferación de plataformas digitales y dispositivos móviles, los anunciantes cuentan cada vez con mayor cantidad de información disponible para analizar sus acciones digitales.

Hoy están vigentes y en desarrollo herramientas que permiten cotejar los resultados de las campañas y las respuestas de las audiencias, y poder segmentar mejor el target al que se apunta.

Esto lleva a que se incremente el número de anunciantes que decide invertir en publicidad digital pero, de acuerdo con la Federación Mundial de Anunciantes (WFA), muchos aún no logran aprovechar completamente el potencial que pueden obtener del volumen de datos que se desprenden de estas plataformas, que van desde sitios web, emails y presencia en redes sociales hasta acciones en dispositivos móviles.

Según un reciente informe realizado por la WFA y la firma Warc, a partir de encuestas a ejecutivos de 25 empresas que trabajan en 11 categorías de negocios, existe entre los grandes anunciantes algo de temor a perderse en la maraña de datos e indicadores. Por eso muchos de ellos están trabajando en la creación de estándares y herramientas que hagan más simple y claro su análisis.

Otro de los temas en los cuales están poniendo el foco es en la determinación y consolidación de los indicadores clave (key performance indicators) que deben tener en cuenta para monitorear sus acciones. Un 80 por ciento de los ejecutivos encuestados indicó que emplea entre 5 y 15 KPIs, y entre los más utilizados están el alcance del sitio, el engagement conseguido y su actividad, medidos en preguntas, consultas y registros, mencionados por más del 40 por ciento de los encuestados. A su vez, otros indicadores considerados fueron las métricas de marca, la cantidad de clics, el número de visitas, el número de conversaciones y de veces que los contenidos fueron compartidos. El 72 por ciento de los encuestados sostuvo que la cantidad de información que maneja hoy es suficiente, mientras que un 20 por ciento manifestó que es excesiva.

En cuanto a las barreras o problemas a solucionar, la opinión de los anunciantes se orientó hacia la falta de capacitación de los equipos de marketing en el manejo de estas herramientas y la necesidad de destinar más recursos en el área, un punto que muchos indicaron que ya están revirtiendo.

Por otro lado, al ser consultados sobre las prioridades más urgentes, las más mencionadas fueron la necesidad de establecer KPIs globales a través de los diferentes mercados o regiones, y lograr que esos indicadores estén conectados con las ventas y el negocio del anunciante. A su vez, el informe de la WFA indicó que hoy es un elemento fundamental contar con dashboard claros y sintéticos que se actualicen en tiempo real y cuenten con los KPIs claves para el negocio del anunciante, que permitan traducir datos duros a conceptos claros y concretos, de fácil comprensión.

“Medir el desempeño en marketing es a menudo el primer paso para mejorar los resultados, y establecer claros y relevantes KPIs es esencial en el proceso. Administrar la información que se genera a partir de allí es un desafío, pero en la mayor parte de los casos debe ser atendido internamente. Las compañías deben asignar recursos a estas áreas. El desafío de admnistrar bien y crear oportunidades de negocio a partir de la información recién ha comenzado y será crítico para el éxito en el futuro”, apuntó Stephan Loerke, managing director de la WFA.

Fuente

 

Cuando la comunicacion on line es un dolor de cabeza

No Gravatar

Con el desafortunado mensaje publicado por Starbucks que aclaraba un faltante de stock, un recorrido por algunos casos en donde un desliz genera un impacto negativo en Internet

 

Por Guillermo Tomoyose   | LA NACION

Las redes sociales pueden ser la plataforma por excelencia para mejorar la relación con la audiencia, conocer mejor a los potenciales clientes e incluso generar nuevas vías de comunicación. Sin embargo, algunos deslices en Internet en nombre de la marca pueden ser un duro revés que genera repercusiones negativas en el mundo online.

En el caso más reciente, el perfil oficial de la cadena de café Starbucks se disculpaba por utilizar insumos nacionales sin el distintivo logo de la compañía, para luego tener que salir a aclarar un error en la redacción del escueto comunicado previamente publicado en Twitter.

Las bondades de los 140 caracteres de la plataforma de microblogging se han convertido en una potente y seductora herramienta para los community manager, como se conocen a los responsables de la gestión de la comunicación online de las marcas en Internet. Y muchas veces, la excesiva confianza o la falta de sensatez hace que la audiencia malinterprete el mensaje o simplemente lo rechace.

En este contexto, una acción promocional de una marca a pocas horas de un terremoto, como ocurrió con el perfil oficial de Walmart en México, termina siendo una iniciativa poco feliz. Ante las críticas que se multiplicaron en Twitter e Internet, los administradores de la cuenta eliminaron el post, pero ya era tarde: como suelen ocurrir en estos casos, una captura de pantalla bastó para expandir de forma negativa la publicación.

En cuanto al sentido del humor, no todos interpretan de forma positiva un ofrecimiento de trabajo sin una remuneración, como ocurrió en el caso de la agencia Genes Interactive. “Buscamos la asistente de cuentas más geek, y no tenemos un mango”, rezaba el explícito anuncio.

La reacción en los blogs y las redes sociales fue inmediata.

“Contamos algo que sucede a través de una búsqueda para con los estudiantes pero de cuya interpretación se hace cargo cada uno (el aviso en ningún caso plantea una falta de compensación)”, aclaró Diego Montesano de Genes en un post de la agencia.

En ciertas ocasiones, la comunicación en Internet hace que el lenguaje empleado y el diálogo sea más informal, pero no siempre esto se condice con el perfil que una compañía debería adoptar en su comunicación online. Eso es, al menos, lo que se pudo ver en uno de los mensajes publicados publicados en el perfil oficial en Twitter de la tienda de electrodomésticos Garbarino, con un tono íntimo, personal y frustrante.

En otro de los casos, Twitter es la herramienta elegida para promover consejos y campañas de prevención, como sucede con la cuenta oficial de la Policía Federal Argentina. Sin embargo, dada la cantidad de caracteres disponibles en la plataforma, ciertos mensajes suelen quedar fuera de contexto.

A su manera, ciertos políticos cuentan con equipos de comunicación que buscan moderar el discurso y reducir el margen de error en las declaraciones que se publican en Internet. Ese es el caso de Mauricio Macri, que en un reciente partido de Boca citó de forma errónea a Walter Erviti y Matías Caruzzo.

Si bien no utilizó la habitual marca que solía emplear para distinguir las declaraciones de su equipo de comunicación y las que realizaba en persona, poco después el perfil oficial en Twitter salió a tomarse con humor el error, un recurso que no siempre logra revertir el ruido generado de forma previa.

Fuente

 

 

Les presentamos a Hoopemedia!

No Gravatar

Hola!

Hoy es un día muy especial para mí:  Les presentamos a Hoopemedia.

Es nuestro emprendimiento de generación de datos y registros para anunciantes de todo LatinoAmérica especialmente.

Para los anunciantes es una nueva manera de ampliar sus bases y potenciales clientes y para los sitios es la manera de monetizar sus registros.

Todas las compras son a CPL, lo que implica que el riesgo lo corremos completamente nosotros. El anunciante pagará SOLO por cada registro y dato correcto que llegue a su base, a su poder.

Nuestra misión es que esta técnica de coregistros sea un complemento eficaz a la hora de correr campañas online enfocadas directamente a resultados.

 

Esperamos tu contacto en:

cecilia@hoopemedia.com

Hoopemedia

Muchas Gracias!!!